RECIENTES

6/recent/ticker-posts

Diferentes nombres, mismo resultado

La historia siempre nos ha contado que Venezuela nunca ha podido salir con una sonrisa de Brasil cada vez que la enfrenta por Eliminatorias. Para esta ocasión, y ante la cruda realidad que vive la Vinotinto, el seleccionador José Peseiro quiso apostar por aquel lejano 0-0 que se sacó en el premundial de Sudáfrica 2010, aprovechando también la falta de nombres de peso de una Canarinha sin mucha magia. Si bien estuvo cerca de cumplir el cometido, lamentablemente no lo logró.

El resultado en Morumbi fue de solo 1-0, cuando muchos pensaban que la derrota iba a ser más amplia. Al final, el partido tuvo las dos típicas lecturas; la pesimista (o realista) de los que ven el vaso medio vacío, y la optimista (o cargada de fe) de aquellos que lo ven medio lleno.

Lo cierto del caso es que se vio a una Vinotinto más ordenada atrás y amurallada que en las primeras jornadas, siendo esta una estrategia que obliga a sacrificar a los referentes en ataque, justamente el punto fuerte de la Selección. La misión de mantener el arco intacto casi se concreta, y aplaudas o no ese planteamiento de Peseiro en tierra carioca, la realidad te golpea con un noveno lugar y sin puntos de nueve posibles. A veces, solo a veces, para ir a un mundial se necesitan más goles que porterías en cero.


Lo de siempre

Rosales por derecha, Feltscher por izquierda. Rosales por izquierda, Feltscher por derecha. En realidad da igual como lo veas en la previa, o el espacio que ellos ocupen durante el partido, ya que este sigue siendo el dolor de cabeza de la Selección. Todo parecía ir bien hasta que el suizo tuvo que salir sustituido por lesión al 18, dando ingreso a Luis Mago, sin embargo, el problema no quedó allí, pues Rosales corrió con la misma suerte al minuto 65. Y aunque se vio muy correcto Alexander González en ese breve período de tiempo, toca rezar para que no sean graves ambas lesiones.


El fantasma

Cuando te dedicas exclusivamente a defender y solo apuestas a la contra es muy difícil que tu delantero centro tenga oportunidades. El papel de «fantasma de la ópera» esta vez le tocó a Salomón Rondón, que más allá de ganar balones de espalda al arco no hizo más que desgastarse físicamente caminando de un lado a otro. Poco y nada para el referente en ataque de la Vinotinto que solo vio al portero rival en el túnel de vestuario.


Infranqueables 

Las cosas positivas también se resaltan. Peseiro sabía que primero había que corregir la zona más endeble sin importar el costo que eso tuviera. Con la presencia de Yordan Osorio en la zaga, sumado a la línea de tres en el mediocampo, además de Soteldo y Machís aportando como carrileros, a Brasil le costó todo el compromiso encontrar un espacio para poder generar alguna acción de peligro. ¿Cómo superar un bloque sólido y ordenado de hasta nueve jugadores? Solo una desatención bastó para que un centro desde el lateral izquierdo terminara con Firmino solo en el área chica y así batir a Fariñez.


Detalles que pasan factura

En el fútbol, así como en la vida, si te quedas dormido pierdes. Para las eliminatorias sudamericanas es importante estar alerta en todo momento y tener picardía hasta en el más mínimo detalle, algo de lo que lamentablemente careció el coordinador de la selección Reyner Clemente. Seguramente no hubiese influido mucho el ingreso de Juanpi Añor y el posible cambio táctico, pero cometer un error a estas alturas de escribir mal un cambio, tener que correr para corregir antes de cumplirse la tercera ventana de sustitución, y además ser expulsado por reclamar, es simplemente imperdonable.


Desconectados

Si antes nos quejábamos por lo tarde de hacer los cambios, esta vez Peseiro cumplió más temprano, aunque quizá por un tema de obligación. Mago fue el que más minutos vio de los suplentes, demostrando que no está al nivel para ser el lateral izquierdo de la Vinotinto. Otero ingresó desenchufado del partido en todo momento y eso le costó al instante de hacer el relevo cuando se generó la jugada del gol. Savarino, sin mucho tiempo para demostrar, no ofreció nada de lo que estamos acostumbrados a ver de él en el Brasileirão. Del mismo modo, la magia de Soteldo nunca apareció por centrarse más en labores defensivas, teniendo casi una nula participación en ataque.


Con nota alta

Una de las buenas -y pocas- sensaciones que dejó el encuentro contra Paraguay fue Cristian Cásseres Jr., y ante Brasil lo reafirmó. El volante sigue cumpliendo a cabalidad con su trabajo y desde ya se perfila para ser la pareja de Yangel Herrera en el mediocampo vinotinto en un futuro cercano. Además de él, el aporte que dio Yordan Osorio con su seguridad y buena salida con el balón es el plus que necesitaba una zaga que también contó con un correcto Wilker Ángel. Mención aparte para Fariñez que poco a poco aumenta su confianza bajo el arco, a pesar de no contar con minutos en la Ligue 1 de Francia. El joven arquero contó con un par de atajadas que lo reafirman como el número uno de Venezuela.


Escrito por: Theoscar Mogollón (Theo_Mogollon)

Publicar un comentario

0 Comentarios